Charlas sobre ciberactivismo en Uruguay: del click a la revolución

El jueves 15 pasé el día en Montevideo, Uruguay, invitado por Sinergianet a dar dos charlas sobre "Ciberactivismo: nuevas modalidades de participación e incidencia política", en el marco de sus encuentros quincenales.

Sinergianet es un programa asociado a Iniciativa Latinoamericana-INLATINA orientada a la promoción del empoderamiento digital de la sociedad civil de América Latina. Es coordinada por los amigos Daniel Espíndola y Miguel Blasco (GRACIAS!!!).

La primera de mis exposiciones tuvo lugar en la sede de Foro Juvenil y los participantes fueron coordinadores de los centros juveniles que tiene esa organización en distintos puntos de Uruguay.

La segunda charla fue en el auditorio del Sindicato Médico del Uruguay y tuvo público en general, principalmente miembros de ONGs, interesados en conocer "eso del ciberactivismo".

Cuando presento el tema del ciberactivismo (o participación social en tiempos de internet, como me gusta caracterizarlo), me gusta insistir en la necesidad de pensar "usos significativos y positivos de internet y otras tecnologías", reforzando el caracter instrumental de las TICs, así como también remarcar que todos podemos hacer un aporte (de un click a la revolución hay sólo una cuestión de intensidad).

Gran parte de la exposición estuvo enfocada a presentar casos donde el uso de internet y tecnologías móviles fuera un elemento preponderante en iniciativas sociales, especialmente aquellas que fueron estructuradas en torno a herramientas accesibles y sencillas, como blogs, listas de correo, mensajes de texto y mapas, entre muchas otras.


Como muestra, un botón:

Como una pequeña muestra del poder de internet para la movilización social, finalicé mi segunda exposición con un caso coreano, el de la "Alianza de Ciudadanos para las Eelecciones Generales de 2000", que cuando publicó en internet los antecedentes personales de los candidatos presidenciales, dejó fuera de carrera a más de 100 candidatos y cambió el panorama electoral. La anécdota termina con el lamento de un político diciendo "a la internet no quiero ni verla" :P

Quiero agradecer a Sinergianet por la invitación, que es tanto una muestra de amistad, como de reconocimiento y espero que sigamos trabajando en colaboración por mucho tiempo más.
Publicar un comentario