Mi voto para el domingo

Hace dos semanas, la verdad es que no tenía idea a quiénes iba a votar. Ninguno me apasiona, pero como escribió Eliaschev: "en esto me va la vida".

Hace unos días pude armar mi "papeleta".

Lo primero que tengo que decir es que no me considero opositor al gobierno, ni anti K, ni nada por el estilo. Siendo un "hijo de la democracia", el gobierno de Néstor Kirchner merece mis aplausos en muchas cosas y mis críticas en algunas.

Lo segundo que tengo que decir es que este domingo no voy a votar a Cristina Fernández. Me parece que es un momento importante para que esta elección tenga que definirse en el ballotage. En eso coincido plenamente con Luis Majul en su fundamentación de la conveniencia de la segunda vuelta.

Mi voto a presidente va a ir para Pino Solanas. Para diputados nacionales voy a votar a la lista que encabeza Claudio Lozano y para senadores, a la lista de Daniel Filmus.

No me identifico con todo lo propuesto por Solanas, pero luego de mirar todas las candidaturas, descartar las que ni a punta de pistola votaría (Breide Obeid, Sobisch, López Murphy y Rodríguez Saá), descartar a los que no me generan simpatía (Mussa, Castells, Lavagna, Montes, Ammann y Pitrola), me quedaron un puñado de candidatos/as: Fernández, Carrió, Ripoll y Solanas.

Ripoll podría haber recibido mi voto si no tuviera como candidato a vice a Bidonde -que enfervorecidamente votó por la destitución de Ibarra-. Lo siento, pero no puedo votar a Bidonde.

Carrió es o se hace. No sé, pero me parece que en algún momento la mina flasheó y perdió contacto con la realidad. Y encima cada vez se va más a la derecha. Y pensá: si Carrió llega al Ballotage... con quiénes puede aliarse para logar los votos que necesita en la segunda vuelta???? Y... no hay mucho... y me da miedo!

A Fernández sólo la voy a votar en el ballotage, si lo hubiese (es lo único que tuve en claro desde el principio) por las razones que linkeé arriba.

Así que solo me queda el Pino... un tipo interesante y muy respetable, pero que en algunas ideas creo que atrasa.

Alguien me dijo: "pero es tirar el voto". Yo digo que no. Si se tratase de votar a ganador según el vaticinio de las encuestas, pierde todo sentido el voto. Votar es elegir libremente -y eso incluye no estar condicionado por las encuestas-. Votar, entre otras cosas, es expresar una opinión. Un voto entre millones, una opinión entre millones.

Es una lástima tener que decidir así el voto. Pero es lo que hay. A veces extraño mucho la mística que generaba el FREPASO y que hoy no la tiene ningún espacio político ni ningún candidato.

Publicar un comentario