Periodismo y violencia de género: normas de redacción del Diario Público

El 20 de enero, el diario español Público presentó un decálogo interno de normas de redacción en torno a la cobertura informativa de la violencia de género (la mal llamada violencia doméstica).

Según ese diario, el decálogo "recoge algunas propuestas de los principales especialistas en la materia y cuenta con el asesoramiento de Pilar López Díez, experta en comunicación y género".

Me parece importante que desde los "mainstream media" se discutan y se tomen decisiones relacionadas con el lenguaje y las formas del abordaje y producción de las noticias en problemáticas sociales. Desde la sociedad civil se hacen permanentes esfuerzos por introducir lenguajes y prácticas no discriminatorias, y/o que no escondan realidades más complejas o que desde lo discursivo anulen posibilidades de cambio.

El caso del Diario Público es una buena punta para avanzar en la discusión en torno a otras problemáticas. Incluso, una vez que se lee el decálogo, queda la sensación de que, en realidad, la mayoría de esas normas, deberían ser la regla para casi toda cobertura informativa y no sólo en casos de violencia de género.

Por supuesto, a la hora de pensar algo similar para medios de Argentina, hay que tener en cuenta las diferencias en cuanto a legislaciones, la cultura local y hasta diferencias idiomáticas, a pesar de hablar el mismo idioma. No obstante, hay mucho para tomar.

Estas son las 10 reglas de redacción:


DECÁLOGO
1. Usaremos los términos “violencia de género”, “violencia machista”, “violencia sexista” y “violencia masculina contra las mujeres”, por este orden. Rechazamos las expresiones “violencia doméstica”, “violencia de pareja” y “violencia familiar”.

2. La violencia de género no es un suceso, sino un problema social. Por ello, no le daremos este tratamiento. No publicaremos fotos ni detalles morbosos.

3. Nunca identificaremos a las víctimas ni incluiremos información que pueda perjudicarlas a ellas o a su entorno.

4. Respetaremos siempre la presunción de inocencia de los agresores. Una vez haya sentencia condenatoria, los identificaremos debidamente, destacaremos el castigo e intentaremos incluirlo en los titulares.

5. Nunca buscaremos justificaciones o “motivos” (alcohol, drogas, discusiones…). La causa de la violencia de género es el control y el dominio que determinados hombres ejercen contra sus compañeras.

6. Evitaremos las opiniones de vecinos o familiares que no hayan sido testigos directos de los hechos. En cualquier caso, nunca recogeremos opiniones positivas sobre el agresor o la pareja.

7. Intentaremos ofrecer opiniones de personas expertas en la materia. Priorizaremos las fuentes policiales y de la investigación. No se informará con precipitación.

8. Sólo incluiremos testimonios de víctimas de malos tratos cuando no se hallen en situación de emergencia o bajo cualquier tipo de presión.

9. Denunciaremos también la llamada violencia continuada (agresiones, maltrato psicológico… aunque no tenga resultado de muerte).

10. Siempre incluiremos en la noticia el teléfono gratuito de ayuda a las víctima (016) y cualquier otra información que les pueda ser útil.

pd: la noticia de este decálogo me la pasó Mariana.
Publicar un comentario