De helados y negocios en el Mc Café

Hoy por la mañana asistí como "representante" de la UAI (gracias JF, gracias DE!) a la "Charla Mc Café" organizada por la revista "La Facu". Esas charlas son un ciclo de pequeñas reuniones de estudiantes universitarios con algún empresario que expone sobre su vida y el devenir de sus emprendimientos.

El invitado de esta ocasión fue Federico Aversa, fundador de la cadena de heladerías Pérsicco. Aversa es un completo workaholic (incluso, hace unas semanas estuvo internado por un pico de estrés), es de esos líderes que desarrollan en sus cabezas todas las ideas desde el concepto hasta el más mínimo detalle de implementación y les cuesta muchísimo delegar tareas y si lo hacen, monitorean y "están encima" de todo y todos.

Su vida son los helados: "me crié entre bolsas de azúcar y leche en polvo" dijo al recordar su infancia en la fábrica de helados de su padre, la mítica Freddo (vendida por la familia Aversa a The Exxel Group en 1999). Y hoy afirma: "cuando miro al helado, me habla".

Las heladerías Pérsicco abrieron en 2001 (aunque se remontan a las de su abuelo, de la década del 30 del siglo pasado) y hoy Aversa planea la expansión internacional y otros emprendimientos para la marca, como por ejemplo la apertura de locales sólo para chicos mezclando entretenimiento y consumo de helados y otros dulces (con el sistema de tarjeta magnética, como Sacoa).

Federico Aversa me pareció un tipo muy interesante para escuchar hablar de cómo lleva adelante sus ideas, ("apostando el 100%" dijo y aconsejó) y cómo ve lo que significa brindar un producto/servicio de calidad. No es de esos empresarios típicos que ante un grupo de jóvenes se ponen el casete y hablan maravillas de lo que hacen y todo lo dicen en formato "políticamente correctos". Tengo el audio de la charla por si a alguien le interesa.

Los tres enviados de la UAI (Gisella, Andrés y yo) llegamos a hacerle una pregunta cada uno (éramos muchos en relación al tiempo disponible; yo tenía otras 5 preguntas posibles) así que la misión estuvo cumplida.

En fin, buena experiencia y muy rico todo (especialmente los cuadraditos de brownie!!)
Publicar un comentario