Finalmente... en Toronto!!!! and... InterJóvenes 5!!!!

Tras más o menos 15 hs en el aire -bah.. incluyo el tiempo que pasé en la escala en Chile... but anyway, el tema no fue tanto el tiempo, sino su combinación con el hecho de haberme tocado la ventana de emergencia: sin espacio para acomodar las piernas y sillas no reclinables; me duele todo el cuerpo y no pude dormir.

Al llegar a Toronto, presentía que el tema en migraciones no iba a ser sencillo; mi pasaporte nuevito, sin ningún otro viaje anterior me restaba la "credibilidad" que supone un tipo cuyo pasaporte tiene casi todas sus páginas con sellos de entradas y salidas... Y así fue.. me hicieron dos rayas fosforescentes en la tarjeta de migraciones y me mandaron a otra sala, donde comenzó el interrogatorio: de dónde venía, a dónde iba, dónde me quedaba, por qué había venido, quién pagó mi pasaje, dónde está mi pasaje de regreso, sobre qué iba a hablar en el congreso que mencioné, etc., etc... por suerte, luego de mis respuestas y rerespuestas, me dieron luz verde y entré oficialmente a Canadá.

Ahora sólo restaba hacer el recorrido planificado que ya conocía de la vez anterior que vine a esta ciudad: tomar el micro 192 hasta Kipling y de ahí, tomar el subte hasta St. Andrew y caminar dos cuadras hasta la oficina TIG. Pero... resulta que ambos servicios (el micro y el subte) son de la Toronto Transit Comission -TTC-.. y justo da que los muchachos de la TTC comenzaron hoy una huelga!!! Así que yo estaba en el aeropuerto, a las 6.45 de la mañana, sin haber leído el mail de Mike diciéndome que me tome un taxi a su casa que él paga... y sin medios de transporte conocidos para hacer mi trip local...

Bueno... la cuestión fue que paré el primer micro que apareció y le dije que necesitaba llegar lo más cerca posible del "downtown". Su respuesta no fue muy alentadora: que subiera, que me dejaba en un lugar desde el cual podía tomar un taxi que me costaría alrededor de 30 dólares. No me gustó nada, pero otra no tenía, así que subí y me senté con todo mi equipaje. A los 5 minutos me llamó, me devolvió el importe del boleto y me dijo que cruzara a la otra calle y me tomara un micro que estaba por llegar porque era una mejor opción... sin entender mucho, me bajé, crucé y esperé dos minutos hasta que ese otro micro llegó. Pregunté por el downtown, me dijo que había hablado con el chofer del micro que yo había tomado (?? evidentemente tienen algún modo de comunicación entre los micros!), que subiera y que me iba a dejar cerca de un tren que me llevaba al bendito downtown.

Diez minutos después, me estaba anunciando mi destino. Bajé. La nada misma. Un desierto con algunos talleres mecánicos y una especie de enorme shopping de muebles. Caminé hasta llegar a una persona, luego otra y luego otras varias... seguía caminando y nadie me sabía decir dónde estaba el tren. Seguí caminando hasta que milagrosamente distinguí unos cables que debían ser de tren. Caminé, todo esto al rayo del sol, con unos 30 grados en la cabeza y todo el cuerpo, cargando varios bolsos... nada gracioso. Resultó ser que con el tiquet del micro, venía incluido el tren, así que esperé unos 20 minutos hasta que llegó y me subí.

El viaje habrá durado unos 40 minutos. Llegamos a Union Station, supuestamente en el centro de Toronto... caminé por varias galerías subterráneas hasta llegar a una escalera de salida al mundo exterior. No se imaginan la emoción que sentí cuando alcé la mirada al cielo y vi la inmensidad de la CN Tower casi sobre mi cabeza!! El Headquarter de TIG no estaba lejos, según mi recuerdo.

No está lejos, pero terminé dando varias vueltas infructuosas, muerto de calor, hasta que me digné preguntar y me dijeron que caminara unas 5 cuadras... las caminé y ahí ya conocía el vecindario, estaba a tres cuadras de TIG. No obstante, empapado por el calor no podía presentarme ante los muchachos... Entré a un shopping subterráneo cercano y junto con tomarme un reconfortante jugo natural de naranja, me lavé un poco, me peiné (juas.. sí, aún así de pelado, tengo la melena revoltosa) y cambié de remera.

Tomé un poco de aire acondicionado y seguí mi camino. El resto es reencuentro con amigos, conocer a los nuevos staff, entre ellos a la más reciente incorporación al equipo multilingue: Áxel.

Ya estaba en la casa TIG... todo bien. La tarde estuvo dedicada a almorzar, terminar INTERJÓVENES 5!!!!! y a una inspiring session para elaborar modelos de acción de TIG en lo local, around the world.

Después del merecido descanso les cuento más, mañana. Mientras, visiten http://interjovenes.tigblog.org y lean los maravillosos artículos de jóvenes interesados en la temática de las migraciones. Sip, en esta edición de la magnífica revista virtual hecha por jóvenes y para jóvenes, InterJóvenes, nos abocamos a los Inmigrantes!

HTTP://INTERJOVENES.TIGBLOG.ORG
Publicar un comentario