No a la utilización politiquera de la desgracia.
No a que gobierne el dolor por sobre la ley y la justicia.
No a la venganza y el revanchismo como forma de justicia.
No a la irracionalidad para la toma de decisiones.

NO A ESTE MAMARRACHO VERGONZOZO.

NO A LA DESTITUCIÓN DEL JEFE DE GOBIERNO DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

Que la inmadurez y la viveza criolla no triunfen por sobre las instituciones democráticas.

Ese es uno de mis deseos en el día de mi cumpleaños.
Publicar un comentario