Premio: Outstanding Young Persons / Jóvenes Sobresalientes!!!!!!

Y... cha chan cha chan!!!...

Cuando revisé mi casilla de email en Londres y leí la primera línea del mail que decía que yo había sido seleccionado como uno de los 10 jóvenes sobresalientes de Argentina en el 2005, se me nubló la vista, se me encapotó el cerebro y el corazón empezó a latir a 1000 por hora, empecé a temblar y entre una alegría que quería estallar en un grito, que debía contener por mi seguridad (je, no se olviden que estaba en el aeropuerto de Londres), tenía miedo de que me desmayara o algo así... cerré internet y empecé a caminar sin rumbo por el aeropuerto, emocionado, como en una nube, gritando y gritando por dentro...

La cuestión es así: Hace como dos meses a Cecilia Iglesias, ganadora del premio TOYP (Top Outstanding Young Persons of Argentina) - Jóvenes Sobresalientes de Argentina- en el 2004, se le metió en la cabeza que yo también era un digno merecedor de esa distinción y que quería ser mi postuladora. Luego de pensarlo unos días, consultarlo con algunas personas "clave"... me dieron valor y convencimiento de aceptar la postulación.

El TOYP es "un programa internacional de la Junior Chamber Internacional y consiste en el reconocimiento de 10 personas jóvenes de nuestro país que se destaquen por su labor comunitaria y aporte a la sociedad. Son jóvenes que sobresalen en su campo de actividad y han dado ejemplo de los mejores atributos. A través del TOYP la JCI Argentina y la Cámara Argentina de Comercio, tienen por objetivo estimular el desarrollo de actividades que hacen posible el crecimiento y fortalecimiento de nuestra sociedad, alentando a los jóvenes de hoy a continuar canalizando sus ideas, esfuerzos y energías en pro del bienestar del país y del mundo.”

Más info sobre TOYP: www.jci.org.ar/toyp

Yo no tenía ninguna expectativa, pero claro... aunque la cabeza dice que no, el corazón no se resigna.

En fin... presentamos la postulación y como enseguida me aboqué a mil cosas todas juntas, casi, casi me había olvidado del asunto. No me olvidé del todo, porque pudiendo quedarme dos días más en Túnez, hice todo lo posible por conseguir un pasaje que me permitiera llegar la noche anterior a la premiación "por si las moscas..." jaja...

Y bueno... hombre precavido...

Así que acababa de leer en mi email, desde el otro lado del Atlántico, que en 24 hs. me estarían premiando como uno de los 10 Jóvenes Sobresalientes de la Argentina 2005. La pucha...

Llamé con las últimas monedas a la casa de mis viejos para darles ese notición, pero tuve que conformarme con dejar un mensaje nervioso y posiblemente incoherente por la emoción en el contestador.

El vuelo desde Londres se retrasó por el mal tiempo. Como conclusión, al llegar a San Pablo, ya había perdido mi conexión a Buenos Aires... 5 horas más de espera hasta el próximo avión!

Aterrizar en Buenos Aires fue como estar en la montaña rusa, pero sin medidas de seguridad... espantoso... pero todo llegó a buen puerto y aterrizamos.

Llamé a un remís, y mientras tanto me conecté desde el ciber del aeropuerto para ver si había alguna urgencia o más bien, para calmar la ansiedad.

Llegué a casa y llamé y emaileé a tod@s mis amig@s y empecé a pensar en que necesitaba un traje nuevo. Así que a la mañana me lo compré y a la tarde me dirijí hacia el Hotel Panamericano, donde era la ceremonia de premiación.

Fui junto a mi cuñada y su novio y cuando llegué ya estaban esperándome mis viejos, Julián, Matías y su esposa, Coco y Álvaro.

Fui a la sala donde estaban los otros ganadores y me dí cuenta de que estaba entre gigantes! Imagínense que otros de los premiados eran Ginobilli y La Sole! juasssss

Bueno... empezó la ceremonia, los jóvenes sobresalientes entrando por el medio, entre la gente y sus aplausos, música de fondo, nervios por todos lados... sentarse... qué voy a decir cuando me toque pasar al frente????

Recuerdo que estaba petrificado, y en las fotos se me ve aterrado. Un gigante tras otro, y ya llegaría mi categoría (Liderazgo Moral... what? sí, esa...).

Bueno... lo bueno también llega y empezaron a leer algunos datos de mi biografía y mostrar algunas fotos que Julián se había ocupado de pasarles a los organizadores... y bueno... dicen mi nombre, pararme, abrocharme el último botón del saco y caminar derecho hacia el escenario, aplausos, estrechar de manos con el Vicepresidente de la Junior Chamber Internacional, posar para la foto con la estatuilla y el diploma, y a hablar...

Bueno... no estuvo mal... pude hablar, agradecer, dedicarlo con el corazón y hacer hincapié en la necesidad de ver a los jóvenes como parte de la solución y no como problemas.... saludo, agradecimiento nuevamente, aplausos, ya pasó todo... luego vendrían los restantes, el vino de honor, la pizzería con mis cercanos y a casita!

Y acá estoy... aún emocionado, aún sin entender muy bien... feliz y agradecido con la vida y con las personas que creen en mí y me ven como alguien que quiere poner un ladrillo en la construcción de un mundo un poquito más humano.

GRACIAS TOTALES!
Publicar un comentario