Canadian Totem in Buenos Aires

Ayer, caminando por el Barrio de Retiro, pasando la Plaza San Martín, frente a la estación de trenes, está la Plaza Canadá. Lo interesante de esta plaza es la presencia de un Tótem. Aproveché para sacarle una foto, que incluyo en esta actualización.

Cuando llegué a casa, quise interiorizarme un poco más sobre la presencia de ese monumento típico canadiense y en http://www.temakel.com/galeriatotem.htm encontré la explicación que buscaba y que les pego a ustedes:

"Existe gran variedad de postes totémicos que se clasifican de acuerdo con su finalidad. Están los postes caseros de carácter portante, sostenedores de las vigas de las casas; los postes caseros frontales, ubicados en el frente de ellas enmarcando la entrada, y los postes conmemorativos y heráldicos, apartados de las viviendas, adornados con el escudo de su dueño o predecesor. A este último grupo pertenece el totem de la Plaza Canadá.(2)

Pertenece al clan Geeksem, de la tribu "Kwakiutl". Contaremos ahora su origen mítico.
Esto ocurrió hace milenios, después de la "gran inundación", al gigantesco Geeksem, que era la cabeza rectora, el patriarca de los "primeros hombres", uno de los clanes más poderosos de la tribu de los Kwakiutl, en la isla de Vancouver, bien al norte, frente
al océano borrascoso.

Un día Geeksem escuchó un graznido "...en realidad que un graznido fue un grito humano, estentóreo, prolongado, penetrante; fue el grito de un Hohoq, ave mítica de largo pico que moraba en la casa del espíritu caníbal. Al grito de Hohoq, siguió el llamado agudo, estridente de un águila, y el de otros animales del bosque y del mar. De este modo, en medio del estrépido, Geeksem, se enfrentó con un totem cuya altura se perdía entre las nubes, que acababa de aparecer en las playas, surgiendo del mar, precedido por un hombre más alto, más corpulento que el propio Geeksem, a quien expresó solemne, con voz más densa y ululante que la borrasca: "vengo de lo más profundo, de la noche del tiempo, en tu busca ¡Eres el escogido! Estas figuras que forman el totem serán únicamente exhibidas por ti y tus descendientes. Obsérvalas con atención. Las mostrarás en el orden que las ves, durante los festivales y ceremonias de tu clan, sobre todo los que tengan lugar en el "gran momento helado" (referíase al prolongado invierno del Norte Canadiense cuando mar y tierra, forman una sola llanura blanca). ¡Venera al totem y al espíritu del totem, cuidará de ti y de los tuyos!".

Una réplica del totem aparecido a Geeksem, después de la "gran inundación" es la que poseemos nosotros. Está hecho de madera de cedro rojo. Su altura es de 21,50 m; veinte metros corresponden a la parte tallada y el 1,50 m restante, a la base que se introduce en el suelo. Pesa cuatro toneladas. Su diámetro es de un metro en la base y disminuye hasta 0,60 m en la parte más alta. Fue realizado en seis meses por un equipo de tallistas indígenas de la tribu Kwakiutl de la isla de Vancouver, quienes trabajaron por cuenta del Museo Provincial de la Columbia Británica en Canada.
Todas las figuras están talladas geométricamente y policromadas, alternando tres colores base: rojo, blanco y negro. Se respeta la forma cilíndrica del tronco del árbol que le da origen, condicionando en este caso el material a la forma resultante."
Publicar un comentario