Ahh...

Son las 4.39 de la madrugada del sábado 17 de abril de 2004. Una noche fría como cualquier otra noche de otoño. Fiel a mi desorden horario, estoy levantado cuando debería estar durmiendo.

Estoy traduciendo frases para que TIG esté al alcance de más jóvenes, aquellos que no comprenden el inglés. Simultáneamente, acabo de leer una actualización de Nick sobre las personas a las que queremos o nos importan en este mundo.

Hace tres años que soy miembro de TIG y desde entonces fui haciéndome amigo de gente que nunca vi y que quizás jamás conozca en persona. Es extraño, cómo los actuales medios de comunicación, entre ellos TIG, pueden generar relaciones, afectos, vínculos sin siquiera haber compartido un apretón de manos, un beso o una mirada.

¿Es válida la palabra "amigo" para con alguien a la que jamás hemos visto?
¿Cómo puede explicarse que uno pueda sentir alegría "en las buenas" y dolor "en las malas" de esas personas con las que apenas se comparte un tiempo periódico de lectura y escritura?

Ahhh... no sé... no pierdo la esperanza de estar ahí, para saludarlos un día.
Publicar un comentario