Haití

Me queda un sabor muy amargo en la boca. Me considero un profundo defensor de los valores y prácticas democráticas y lo que pasó y pasa en Haití me entristece.

Hay una frase que ya es cliché "La democracia es el mejor sistema social de todos los que conocemos", tiene sus falencias gravísimas y no da las respuestas que muchas veces esperaríamos, pero estoy convencido de que no habrá desarrollo (es decir, mejora en las condiciones de vida de las personas) por otra vía que no sea la participación democrática, empezando por el respeto por la voluntad popular en las urnas y siguiendo por el compromiso activo de los ciudadanos en construir, mejorar y fortalecer el sistema democrático.

Estoy aturdido. Me siento como me sentía en los fatídicos e irracionales días de diciembre de 2001 en Argentina.

Las falencias y errores de la democracia exigen más democracia, aunque nos duela.

Mis mejores deseos para el pueblo haitiano.
Publicar un comentario