El Profesor Anti-TIG

Hablemos del Profesor AntiTIG. Hoy tuve clases con este especímen de la naturaleza docente.

Cuáles son sus características?
NO-Inspira
NO-Informa
NO-Incluye

Está de más decir también que tampoco Educa. La variante de esta especie que me tocó a mí es el de que se aboca a la cátedra de Literatura Argentina.

Seguro que todos alguna vez en la vida tuvieron un Profesor AntiTIG, es más, en el mejor de los casos los Profesores AntiTIG son sólo unos pocos... lamentablemente mi experiencia me dice que los Profesores TIG son pocos.

Cómo puede identificarse un típico Profesor AntiTIG?

1-A mitad del año, sólo sigue cursando la mitad de la clase. Un cuarto se pasó al otro turno y el resto vio frustrada su carrera, al menos por ese año.

2-Infunde miedo. Es autoritario y siempre rechaza las opiniones de los alumnos.

3-La clase pronto se vuelve un monólogo o peor, un soliloquio. Los alumnos se quedan callados, muchas veces porque tienen miedo de participar.

4-Como se creen "investigadores" abundan en tecnicismos -no explicados- innecesarios. Como resultado tenemos una profundización del desconocimiento, aburrimiento porque no se puede seguir la clase y por último el mayor de los desintereres. Esta combinación da como resultado frustración...(muchos de estos "investigadores" deberían darse cuenta de que saberse un genio no es lo mismo que saber transmitir, aunque más no sea, un mínimo de conocimiento).

5-Cuando no obtiene el resultado que espera, (una clase participativa, alumnos que repitan sus tecnicismos, etc.) responsabiliza a los estudiantes, sin pensar en qué está fallando él como docente.

6-... la lista de características para identificarlo es infinita.

Yo estoy preocupado, la semana que viene tengo que dar el último exámen... y pienso que no será el último...

Estoy muy furioso... sólo el decoro me hace obviar su nombre. Al menos, sin que él se lo proponga, aprendo cómo no voy a ser cuando por fin me reciba de Profesor. Siempre tendré como norte ser un Profesor TIG.
INSPIRAR. INFORMAR. INCLUIR. EDUCAR.
Publicar un comentario