Dando pelea...

Hoy me tocó, como una de mis últimas actividades de consultoría para el gobierno, monitorear algunas de las iniciativas financiadas por el Estado provincial y el BID.

Quiero escribir sobre una que me emocionó mucho:
"La Cooperativa de Trabajo LA MUSARANGA"

Está llevada adelante por jóvenes y, aparte de distintas actividades sociales como mantener un merendero para chicos, principalmente tiene su actividad basada en un taller de confección de juguetes y títeres.

Qué es lo que me emocionó:
1-Son todos jóvenes de una de las zonas más carenciadas del país (villa de emergencia).
2-Es absolutamente autogestivo.
3-Son jóvenes en situación de vulnerabilidad, con todas las necesidades básicas insatisfechas, incluyendo las afectivas.
4-Son jóvenes que, algunos, a pesar de haber caido en la delincuencia, hoy piensan en terminar la escuela primaria y dedicar su tiempo a la construcción de juguetes.
5-Los juguetes (yo lo vi hoy) son artesanales, con elementos de descarte, de calidad y con muchísimo ingenio (juguetes con movimiento,... una belleza).
6-Lo que empezó hace unos años cuando estos mismos jóvenes armaban juguetes para ellos mismos (eran chicos) ahora es una alternativa al desempleo... están luchando por que los juguetes sean un medio sustentable de vida para ellos, que cooperativamente reparten ganancias -y pérdidas- por partes iguales.

Entonces: es una alternativa al ocio improductivo, es una salida del circuito de la marginalidad, es una tarea noble y solidaria (ya dije que complementan su actividad con un merendero para los chicos de la zona -de la más grave miseria-, funciones de títeres para niños y el propio taller de confección de juguetes). Y principalmente es una digna forma de ganarse el pan (claro que aún necesitan mucha ayuda, pero van bien encaminados y ya tienen buenos resultados vendiéndole a jugueterías y personas interesadas)

No se puede contar algo tan admirable... nada de lo que diga puede generar en el otro el sentimiento que me provocó estar ahí con ellos viendo el amor que le ponían a cada pieza de futuros juguetes... en medio de tan grande falta de respeto de la sociedad para con ellos...
Publicar un comentario